martes, 29 de mayo de 2012

MERMELADA DE ROSAS

            Paseando un domingo por Buñol con mi cámara en busca de rutas y fotos decidí esta vez ir a la Cueva del Turche que es un paraje al que acude mucha gente y al que yo no he hecho justicia porque al no haber llovido no caía agua de la cascada que es como está realmente espectacular para hacer las fotos.

            Allí fue donde, entre otras plantas y flores de la zona, encontré esta rosa a un lado del camino…a decir verdad en un rosal repleto de ellas, pero me llamó la atención esta entre todas.
           
            Todos los fines de semana hago fotos de "estudio" con flores de floristería y cartulinas plateadas o doradas y cajas de luz y contraluces estudiados...y el caso es que al final a mi ésta me parece más bonita…. La Naturaleza una vez más nos da lecciones!!

         La belleza de lo natural y de lo sencillo, capaz de expresar cosas que no se pueden imitar artificialmente es lo que yo admiro en esta pequeña rosa y en otras florecillas silvestres que estamos tan acostumbrados a ver en nuestros montes y en los bordes de los caminos sin apercibirnos si quiera de su existencia y que algunos de mis amigos fotografían como la fauna con auténtica maestría.

            Me recordó también la frescura y la naturalidad de los retratos que se hacen a pie de calle, sin maquillajes ni estudio…paseando, viajando  y conociendo otros países y culturas y que tan maravillosamente realiza otro de mis amigos…

          Y por qué no sabré yo robar esa sencillez a la vida???

            Una amiga que venía conmigo me dijo al ver este rosal que su familia elabora con ellas la mermelada de rosas y por eso la he titulado así  y  la acompaño de la receta que otra amiga me ha dejado escrita, tal y como ella lo hizo… junto con otras cuantas de las “floresicas” capturadas por mi en mis rutas buñoleras.

            A mi me parecen hermosas, como la cocina casera y el resto de cosas cotidianas y sencillas que nos regala la vida en los pueblos!!




Receta de la confitura de rosas

       Las mejores rosas para hacerlo son las Damascenas blancas o rojas, por supuesto de cultivo biológico si no nos comemos todos los insecticidas ...

250 gramos de pétalos de rosas rojas o blancas
   2 tazas de azúcar granulada
   4 ½ tazas de agua
     ½ taza de jugo de limón

            Preparación:
            Retirar las bases amargas blancas de pétalos de rosas,  y luego enjuagar y  secar completamente.  
           Colocar en un tazón de vidrio o acero inoxidable. Espolvorear ligeramente una pequeña cantidad de azúcar a través de los pétalos, que cubra el fondo. Tapar el recipiente con papel  film y dejar reposar toda la noche en el Frigo.
            Colocar el resto del azúcar, el agua y el jugo de limón en una cacerola a fuego lento, revolviendo hasta que el azúcar se disuelva. Añadir los pétalos de rosa y dejar que hierva a fuego lento unos 20 minutos. Aumentar el fuego a medio-alto y llevar a ebullición. Mantener la ebullición durante unos 5 minutos hasta que la mezcla se espese y la temperatura en un termómetro de caramelo sea de 220 ° F. Retirar del fuego y colocar en frascos de cristal y  esterilizar en la olla a presión.
            Espero que os guste.















2 comentarios:

  1. Me encanta Tu Mermelada de rosas.
    Besos ( a ver si consigo esta vez que entre el comentario)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Maria José...me ha entrado perfectamente :)

      Eliminar